El avión más grande del mundo aterrizó por primera vez en Iquique

0
1

Disminuyendo los tiempos de viaje de 45 días por mar a sólo 5 por avión, se logrará asegurar la continuidad operacional de Collahuasi, cumpliendo los plazos establecidos para la mantención de sus equipos.

La madrugada del 19 de octubre aterrizó el avión más grande del mundo, el modelo Antonov 225, en una operación logística que trae motores y repuestos para Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, que permitirán realizar en tiempo una importante mantención programada, asegurando la continuidad operacional de la empresa minera.

Los equipos que viajaron en esta aeronave corresponden a dos motores de 4000 KW y dos de 4850 KW, que fueron fabricados a pedido para Collahuasi por la compañía Siemens en su planta de Dynamowerk en Berlín.

De esta manera, los equipos llegarán a destino tras 5 días de viaje, y no 45, que es lo que dura el trayecto de la carga por mar, cumpliendo los plazos establecidos para la mantención de los Molinos SAG & Bolas de las líneas de Molienda 1 y 2 de Collahuasi.

El avión Antonov 225, diseñado y construido en Ucrania, mide 84 metros de largo, pesa 175 toneladas sin cargamento ni combustible y puede cargar hasta 250 toneladas.